La cláusula de gastos es aquella incluida en los préstamos hipotecarios y que implica el pago por parte del prestatario de todos los gastos originados con la formalización de la hipoteca, estos serían: Gastos de Notaría, Gestoría, Registro de la Propiedad y el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

El Tribunal Supremo tras numerosos recursos, finalmente zanjó la cuestión con la Sentencia de 23 de enero de 2019 la que fija doctrina legal expresa. En esta última sentencia, considera que los gastos deben ser asumidos por las dos partes de la siguiente manera:

  • Gastos relativos a Notaría y Gestoría cada parte abonaría la mitad del importe.
  • Gastos originados por la inscripción en el Registro de la Propiedad serán asumidos en su totalidad por la entidad bancaria.
  • Impuesto de actos jurídicos documentados sería abonado en su totalidad por el consumidor.

Esta cláusula, a diferencia de las cláusulas suelo, aparece en el 99% de contratos de préstamo hipotecario celebrados antes de 2018, por lo que compruebe si su entidad le está aplicando esta cláusula abusiva y recupere su dinero, por lo que, por regla general a aquel CONSUMIDOR A QUIEN LE HAYAN CONCEDIDO UNA HIPOTECA ANTERIOR AL AÑO 2018 PROBABLEMENTE HAYA ABONADO LA TOTALIDAD DE LOS GASTOS DE FORMALIZACIÓN DE SU PRÉSTAMO HIPOTECARIO Y PUEDE SOLICITAR SU DEVOLUCIÓN.

Instagram

A10web.es© 2021. All rights reserved.

FORMAS SENCILLAS DE SOLUCIONES INTELIGENTES!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies